05 mayo 2022

Tecnología y desempleo: un paradigma falso





En esta última década, junto con la llegada de la pandemia, la humanidad tuvo que ver avances tecnológicos de manera agigantada para aportar cambios en la manera de estar, convivir y hasta de trabajar. 

 

Con esta transición generacional la tecnología y la forma de trabajo nos han dado una gran lección basándose en los cambios de oficios hasta la implementaciones de sistemas automatizados en la forma laboral.


Echemos un vistazo al pasado, anteriormente había muchos trabajos informales, oficios y no necesitaban aplicar alguna ciencia o tecnología esencial, al paso del tiempo y con las llegadas de las computadoras, servidores y aplicativos generaron mucha pérdida de trabajo en este tipo de sectores ya que las generaciones que vienen con este tipo de línea conocían muy bien el esfuerzo y la ocupación de muchas manos para estos trabajos.


Obviamente al paso del tiempo con la llegada de nuevas implementaciones y las nuevas generaciones hubo nuevas vacantes, implementaron nuevos puestos pensados para el manejo de estos sistemas de igual forma maquinarias y redujeron las jornadas laborales y el número de empleadores para un trabajo.


Si bien las cifras de desempleo y más las de subempleo, fueron y siguen siendo preocupantes no ocurrió la debacle anticipada; el ser humano retomó su ingenio para mejorar la calidad y la eficiencia de las mismas máquinas, por una parte, y, por la otra empezó el desarrollo de otras actividades industriales, de servicios y hasta el auge de la misma banca y el sector asegurador y previsional. 


Con esto al paso del tiempo el desempleo se amortiguó, no bajo los esquemas tradicionales, sino a través de la generación de nuevos oficios y nuevas industrias generaron la digitalización, la automatización, y la consolidación de la inteligencia artificial 


En conclusión de ninguna manera sustituirán a la humanidad, pero sí cambiarán la manera en cómo la persona interactúa con la tecnología y requiere del desarrollo de competencias que, si bien son diferentes, se infieren de las originales.

Entrada más reciente Entrada antigua

    Share This

0 comentarios:

Publicar un comentario