Leyes de la Robótica

Protección de los seres humanos.


La ciencia ficción nos supera y las empresas que trabajan en el desarrollo de tecnológicas como la robótica, inteligencia artificial o internet de las cosas, tiene muy en cuenta todas las inquietudes que surgen.

Enunciadas por primera vez en Círculo vicioso, un relato publicado en 1942, Isaac Asimov plantea tres leyes de la robótica que también aplican a la inteligencia artificial, que iniciaron como un relato de ciencia ficción o una película de acción.

Surgen a manera de protección de los seres humanos, al temor de vernos superados por nuestras creaciones; como código moral del robot, ya que estos siempre deberán actuar bajo la autoridad de las siguientes leyes:

·     Un robot no hará daño a un ser humano o, por inacción, permitir que un ser humano sufra daño.

·    Un robot debe obedecer las órdenes dadas por los seres humanos, excepto si estas órdenes entrasen en conflicto con la primera ley.

·    Un robot debe proteger su propia existencia en la medida en que esta protección no entre en conflicto con la primera o la segunda ley.

A un primer nivel no presenta ningún problema dotar a los robots con tales leyes, a fin de cuentas, son máquinas creadas por el hombre para su ayuda en diversas tareas. La complejidad reside en que el robot pueda distinguir cuáles son todas las situaciones que abarcan las tres leyes, o sea poder deducirlas en el momento.

¿Te interesan las noticias sobre tecnología?