¿Deben los mercados temer a Donald Trump?

Empresas no aumentaron inversiones
11 de noviembre

Una vez confirmado que el magnate americano será el presidente número 45 de Estados Unidos de Norteamérica, vale la pena analizar las propuestas que se hicieron a lo largo de su campaña, sobre todo aquellas que competen a los mercados.

La victoria de Donald Trump, llevó a distintos analistas a examinar del impacto que tuvieron y tendrán en los mercados, las promesas que se hicieron durante el periodo de campañas, cuyos resultados fueron recabados por el periódico Milenio y que compartimos con nuestros lectores.

Acuerdos Comerciales

Desde refrigeradores hasta una camiseta podrían dramáticamente aumentar en precio debido a la retirada del Acuerdo de Asociación Transpacífico, freno en el acuerdo comercial con la Unión Europea, al igual que la renegociación o disolución del Tratado de Libre Comercio para América del Norte que Estados Unidos tiene desde 1994 con México y Canadá.

Cabe mencionar que el resultado implicaría un serio daño la economía al forzar a los consumidores a sufrir el impacto.

Impuestos y gastos

El recorte de impuestos que Trump prometió, incrementaría la deuda nacional, según los analistas y el Centro para un Presupuesto Responsable.

Aunque, obtendría apoyo por parte de los republicanos en el Congreso, gracias a una posible reforma al Código Tributario, tendría que enfrentarse a los propietarios de viviendas, empresas y otros grupos de interés, quienes confrontarían al magnate pues son ellos quienes se benefician de las actuales exenciones fiscales.

Regulación de Wall Street

Pese a que el candidato electo, aseguró un “desmantelamiento” de la Ley de Reforma Financiera de 2010 Dodd-Frank, no dio detalles de cómo va a lograrlo.

En este contexto, la plataforma del Partido Republicano pide el restablecimiento de la Ley Glass-Steagall, cuya aplicación, obligó en 1930, a la separación de los bancos de inversión de las instituciones de captación de depósitos.

Tensiones con la FED

Con la esperanza de estimular el crecimiento y generar puestos de trabajo, Trump prometió al electorado, bajar del 35 al 15 por ciento los impuestos a las compañías, a lo que la organización Tax Policy Center dijo que esta acción aumentaría las inversiones a corto plazo pero dañaría las finanzas públicas al recibir menos ingresos.

Levantar restricciones


Con el relanzamiento del oleoducto Keystone XL, detenido por el presidente Barack Obama, el multimillonario suspendería el pago de miles de millones de dólares a los programas de la ONU contra el cambio climático.