El declive de las patentes

En México el registro de una patente le cuesta al inversionista 7,553.97 pesos.

Investigadores mexicanos prefieren compartir el conocimiento
antes de registrar una patente.
Cuando de innovación se trata, invertir en patentes está perdiendo el atractivo y es que al parecer este proceso resulta largo, engorroso y caro, no obstante, el desarrollo de la tecnología se puede ver beneficiado, afirman los expertos.

Un claro ejemplo de ello es el cuadro con la leyenda “Todas nuestras patentes te pertenecen” colgado en lo que era el muro conocido como “la pared de las patentes” al interior de Tesla Motors en California, la empresa líder de automóviles eléctricos.

Tanto emprendedores como investigadores mexicanos optan por comenzar a producir con sus invenciones en lugar de gastar tiempo y dinero en un título que les tomará de 3 a 4 años en obtener, el promedio de lo que tardará su nueva tecnología en volverse obsoleta.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual, en México el registro de una patente le cuesta al inversionista 7,553.97 pesos, ubicándose como uno de los países más caros de los 60 entre los que se realizó el comparativo, desplazando a Estados Unidos y Canadá, donde el registro oscila entre los 4 mil pesos.

Otro factor a considerar es que en nuestro país sólo el 0.54% del Producto Interno Bruto se destinó a investigación y desarrollo, mientras que en el resto del mundo el promedio fue de 2.2%, conforme a datos del Banco Mundial citados por Expansión.


Aunque lo anterior no significa que la I+D este disminuyendo en el territorio nacional, no patentar las innovaciones está haciendo el Estado pierda el seguimiento y control del desarrollo de las tecnologías.

Síguenos en nuestras redes sociales:


También te puede interesar:

0 comentarios:

Publicar un comentario