26 enero 2017
Infórmate sobre los riesgos de las nuevas tecnologías.
Recientemente, el Foro Económico Mundial celebrado en Davos, Suiza, dio a conocer el Informe sobre los Riesgos Mundiales en 2017 donde destacó las áreas claves de la innovación con los respectivos riesgos que cada una conlleva.
A partir de este año, muchas de ellas empezarán a tener contacto con distintos sectores de la sociedad, por lo tanto, será bueno tener en cuenta cuáles son los peligros de implementar sus funciones a nuestro servicio.
Inteligencia Artificial
Si bien la industria se ha visto beneficiada en gracias a la introducción y extensión de este tipo de tecnología, existe una gran preocupación por el impacto que tendrá al robotizar millones de empleos lo que en consecuencia significa la perdida de todos ellos.
Coches autónomos
Pese a que las previsiones optimistas señalan que para 2025 habrá un parque automovilístico de estos sistemas cercano al 40 % de la población, aún hay una pregunta que los fabricantes de los modelos de autoconducción no han logrado contestar.

“Si un automóvil tiene la opción de estrellarse contra una persona o chocar contra una pared dañando, o posiblemente matando a sus pasajeros ¿Cómo hará para tomar esa decisión en fracciones de segundo?”

Lo que es un hecho es que con su implementación se reduciría el 90 % de los aproximadamente 1.3 millones de muertes como consecuencia de un accidente automovilístico.
Biotecnología
Gracias a esta tecnología, es posible modificar organismos vivos para usos medicinales, con lo que también se atendería otra de las más grandes necesidades humanas del mundo contemporáneo, la alimentación, sin embargo, existe un conflicto ético por las implicaciones de las alteraciones genéticas que muchas plantas y animales podrían sufrir.
Informática cuántica
De todas las tecnologías que predominarán en 2017, esta es sin duda una de las que más preocupan a los investigadores pues podría alterar la vida de millones de personas, por ejemplo al producir resultados completamente imprevistos en los sistemas informáticos.
Internet de las Cosas
Desde que los aparatos electrónicos se conectaron a internet, un sinfín de funcionalidades se han planteado para estos, llegando a pensar que incluso alguna vez hablen entre ellos, no obstante, a través de este canal de conexión también se abre la puerta a la ciberdelincuencia y de ahí deriva el desafío de mantener nuestras identidades seguras.


Para obtener información al momento, síguenos en nuestras redes sociales:
Facebook/FreightIdeas                         @FreightIdeas


En México el registro de una patente le cuesta al inversionista 7,553.97 pesos.

Investigadores mexicanos prefieren compartir el conocimiento
antes de registrar una patente.
06/01/17 
Cuando de innovación se trata, invertir en patentes está perdiendo el atractivo y es que al parecer este proceso resulta largo, engorroso y caro, no obstante, el desarrollo de la tecnología se puede ver beneficiado, afirman los expertos.

Un claro ejemplo de ello es el cuadro con la leyenda “Todas nuestras patentes te pertenecen” colgado en lo que era el muro conocido como “la pared de las patentes” al interior de Tesla Motors en California, la empresa líder de automóviles eléctricos.

Tanto emprendedores como investigadores mexicanos optan por comenzar a producir con sus invenciones en lugar de gastar tiempo y dinero en un título que les tomará de 3 a 4 años en obtener, el promedio de lo que tardará su nueva tecnología en volverse obsoleta.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual, en México el registro de una patente le cuesta al inversionista 7,553.97 pesos, ubicándose como uno de los países más caros de los 60 entre los que se realizó el comparativo, desplazando a Estados Unidos y Canadá, donde el registro oscila entre los 4 mil pesos.

Otro factor a considerar es que en nuestro país sólo el 0.54% del Producto Interno Bruto se destinó a investigación y desarrollo, mientras que en el resto del mundo el promedio fue de 2.2%, conforme a datos del Banco Mundial citados por Expansión.


Aunque lo anterior no significa que la I+D este disminuyendo en el territorio nacional, no patentar las innovaciones está haciendo el Estado pierda el seguimiento y control del desarrollo de las tecnologías.

Síguenos en nuestras redes sociales:


También te puede interesar: