¿Qué hicieron los españoles para reducir ciber ataques?


España es uno de los tres países del mundo con más ciberataques
4 de Octubre
Con una media de cuatro mil ataques cibernéticos recibidos al día, España se colocó entre los tres países con más ciber ataques en todo el mundo, sólo por debajo de Estados Unidos y Reino Unido.

El año pasado, el actual ministro de Asuntos Exteriores en funciones, José Manuel García-Margallo, auguró para el ciberespacio español un panorama poco alentador con más de 70 mil ciber incidentes por el plazo de 12 meses.

En España cuentan con cerca de 550 empresas especializadas en servicios y soluciones de ciber seguridad, las cuales emplean a seis mil personas cuya facturación equivale a los 600 millones de euros tan sólo en 2014, de acuerdo con datos del Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información.

Debido migración de la sociedad y economía a plataformas digitales, nuevos riesgos rondan el medio que conocemos. De acuerdo con el diario El País, las tendencias macroeconómicas, las mega ciudades y Smart cities, jugarán un papel fundamental, catalizando e impulsando la adopción de la tecnología ya que las personas mejoran su vida al estar híper conectados.

El desafío no es solo para quienes volvimos parte de nuestra vida cotidiana al internet de las cosas, los smart grids y el trabajo en la nube, sino también para quienes se encargan de defenderlo, sobre todo porque el nivel de profesionalización de los grupos criminales organizados, es cada vez mayor.

Los ciber ataques tienen orígenes variados y nunca se sabe cuál es el perfil del atacante, lo que es un hecho es que, el uso de armas cibernéticas crece de manera importante, cuyo origen proviene de organismos que anteriormente auspiciaban la producción de misiles e innovaban creando bombas atómicas.

En este contexto, las grandes compañías financieras, aeroespaciales, de telecomunicaciones, servicios relacionados con las tecnologías de la información, energéticas o de defensa, han incrementado su nivel de concientización ante los riesgos del ciberespacio, lo que implica una inversión importante en ciber seguridad.

Los analistas españoles no son muy optimistas al describir el futuro de las pequeñas y medianas empresas, pues viven ajenas a los riesgos del ciberespacio pese a ser una industria representativa en aquel país, las consecuencias para este sector “pueden ser imprevisibles para sus cuentas de resultados y su reputación” dicen.

Y advierten, “para el ciudadano, los ataques digitales se extenderán a todos los aparatos conectados, no sólo a sus ordenadores” las afectaciones alcanzarán la totalidad de una casa o un auto, lo que podría evitarse con entender la esencia de los mecanismos de seguridad en internet y las consecuencias de su ausencia, para lo cual conviene estar preparado.

Con información de El País