La evaluación objetiva del personal.

FreightIdeas, jueves 06 de enero, 2015.

El rol del departamento de Recursos Humanos, independientemente del giro o tamaño de la empresa sobrepasa las funciones de contratación de personal.

Mantener al equipo de trabajo unido, en armonía, orientado a la producción de resultados y mantener un constante análisis de la contribución de cada persona a la empresa es una tarea bastante compleja y debe ser realizada con bastante objetividad, sin embargo, son tantos los factores que muchas veces es difícil identificar los componentes principales que nos permiten tomar las decisiones correctas sobre las medidas necesarias a implementar en la búsqueda de una mejora en la cultura organizacional de la empresa y en su producción.

Según un artículo publicado por el periódico el Financiero, Mauricio Candiani nos dice que es necesario evaluar continuamente el desempeño de las personas, de tal forma que podamos ser capaces de retener a quienes resulten clave para la empresa y dejemos ir a los que se encuentren frenando el ritmo o contaminen el ambiente laboral.

Para lograr dicho análisis es necesario tomar en cuenta 3 indicadores esenciales que permiten contar con la información necesaria de la contribución que hace cada persona a la empresa y tomar decisiones con base en su desempeño:





1.Grado de necesidad de ser supervisado o administrado:

Es necesario observar el grado de compromiso que un empleado tiene con sus actividades, independientemente de la presencia de su jefe directo o no “… la empresa quiere gente que esté atenta a sus responsabilidades independientemente de quien los esté viendo”.









2.Recurrencia con la que impresionan por su actuación:

Toma en cuenta el número de veces que un empleado tuyo se hace notar por sus aportaciones a la empresa, en especial aquellas que sean de valor para la empresa.








3.Grado en el que contribuye a la armonía de la organización:

En palabras de Mauricio Candiani un empleado “Puede ser el mejor colaborador desde la perspectiva de sus habilidades y contribuciones, pero si sistemáticamente descompone emocionalmente al equipo, ese individuo deberá salir”.




Con información del Financiero.