¿Cómo puedo retener a mis empleados?

Aunque quizás pueda llegar a pensarse que invertir en la contratación de personal nuevo de manera frecuente no es un gasto fuerte, lo cierto es que conservar a tu equipo de trabajo te ahorrara muchos recursos, no solo económicos.

El tiempo que inviertes en la selección del mismo y su capacitación es tiempo perdido si no haces el mínimo esfuerzo para retener el talento dentro de tu organización, y aunque es cierto que en algunos casos no podrás hacer nada para lograr que alguno de tus empleados no te abandone, la mayoría se quedará si tomas en cuenta los siguientes aspectos:

Salarios justos y gratificaciones.
La manera más fácil de retener el talento dentro de tu empresa es pagando lo que realmente vale el trabajo de las personas.
Existen muchas maneras de ofrecer un buen sueldo sin necesidad de sentir que estás dando todo por adelantado, entre ellas se encuentran los bonos de puntualidad, las gratificaciones o bonos por metas alcanzadas, los premios específicos como viajes o coches por proyecto, entre otros. De esta manera además de ofrecer salarios justos y gratificaciones mantendrás a tus empleados motivados.
                                        
Mayor flexibilidad.
Brindar flexibilidad es una de las razones por las que las personas permanecen dentro de una empresa y es que con un horario de 9 a 6 resulta obvio entender que no queda mucho tiempo para realizar alguna actividad personal fuera de ese tiempo, por lo que ser flexible con los horarios, con los tiempos de vacaciones, con los permisos, te brindara una ventaja realmente grande para retener a tu equipo completo.

Ofrece contratos de largo plazo.
Muchas personas buscan estabilidad laboral, que mejor manera de garantizarla que con contratos a largo plazo.

Buen clima laboral.
En definitiva, el clima laboral resulta decisivo al momento de permanecer o abandonar un trabajo, sin importar lo bien pagado que este el puesto o el horario en el que se trabaje, si el ambiente laboral se torna hostil entre tus colaboradores, despídete de ellos.

Capacitación.
Recuerda que brindar a tus empleados la posibilidad de desarrollarse dentro de su área los mantendrá al día con su trabajo.
Si dentro de tu empresa no existe la posibilidad de mantener actualizado a tu equipo de trabajo, dales la oportunidad de buscarla por fuera sin perjudicarlos, con permisos que les permitan asistir a eventos que los capaciten.
Un empleado retado y capacitado dentro de tu empresa será la mejor arma competitiva que podrás tener.

Recuerda que si dentro de tu empresa existe una constante rotación de colaboradores, muy probablemente algo estés haciendo mal. Intenta averiguarlo con encuestas y entrevistas, no solo a los que se van, si no a los que se quedan para que puedas identificar las áreas de oportunidad de tu administración.

Ten en cuenta que, será mejor idea hacer tus encuestas de manera anónima si quieres obtener información realmente útil, pues de lo contrario tus colaboradores podrán sentirse comprometidos con lo que dicen.