8 principios básicos para elevar la competitividad de tu empresa

Toda empresa que quiera mantener y expandir mercado deberá tratar de conseguir estos atributos, ya que cualquiera de ella por separado no la convertirá en una organización razonablemente competitiva.
Los principios básicos a alcanzar para elevar la competitividad de cualquier organización son:

1.- NO CONFUNDIR TENDENCIA  CON MODO: a fin de luchar por mantenerse enfrente de la primera. La segunda aunque no es menos importante, es efímero o pasajera. Una tendencia, por ejemplo, es la movilidad contemporánea a través de servicios inalámbricos, mientras que una moda estaría compuesta por los localizadores de personas, que está en proceso de extinción.

2.- MANTENER UN SENTIDO DE URGENCIA y un liderazgo ante el cambio permanente, contando con una estrategia y proceso para este fin.

3.- Consciente de que las personas hacen la diferencia, resulta vital instaurar procesos de reclutamiento, contratación, gratificación y promoción para SELECCIONAR A LAS PERSONAS AD HOC AL PUESTO DE TRABAJO, o en su caso, promover a las mejores y más comprometidas personas en la empresa.

4.- Recordemos que EL TRABAJO ES UNA ACTIVIDAD, NO UN LUGAR, ya que gracias a la tecnología de información y las telecomunicaciones el mundo está al alcance de todos lo que permite una gran movilidad al empresario contemporáneo.

5.- El fenómeno de la “comoditización”, esto es, la tendencia a que los productos y servicios se van convirtiendo en mercancía genérica, en donde la única diferenciación a los ojos del cliente o consumidor es el precio, obliga al empresario a “vacunarse” de este mal mediante un PROCESO INSTITUCIONALIZADO DE INNOVACIÓN PERMANENTE. Aquello que hace en la actualidad y la forma como lo hace, empaca, distribuye, promueve, publicita, controla, entrega y garantiza, se debe hacer mejor, más barato, más conveniente (accesible) y más rápido, ya que si no se está preparado para innovar, a fin de reinventar la empresa, es mejor prepararse para venderla o, en su caso extremo, cerrarla.

6.- CONTAR CON CAPITAL DE TRABAJO SUFICIENTE para invertir en la gente, capacitación (desarrollo de competencias), procesos de negocio, sistemas de información y pago, lo cual no hay que considerarlo como gasto sino como inversión. La estrategia encuentra en las personas, los procesos y las tecnologías, sus pilares para competir con éxito.

7.- La competitividad se logra por medio de la MANCUERDA GANADORA, consistente en tener una ESTRATEGIA CORRECTA para competir y lograr una OPERACIÓN DE EXCELENCIA. Esto lleva al director a diseñar e implementar cuidadosamente el modelo de negocio adecuado que no es otra cosa que la forma en como creamos riqueza o valor agregado.

8.- EVITAR CAER EN LA ZONA DE COMODIDAD debido a la complacencia del éxito alcanzado que lleva al ·encumbramiento” al empresario, que convierte al éxito en un obstáculo ante el cambio requerido, ya que la motivación, para mejorar de manera continua, decae drásticamente. El verdadero líder en su mercado nunca debe sentirse satisfecho ante la brecha que lo separa de sus competidores que están luchando para alcanzarlo, rebasarlo, fusionarlo o sacarlo del mercado.


Con información del libro Cómo competir para ganar de Jesús M. Sotomayor y Juan Grau en su primera edición.